¿Cuánto se gana en una administración de Lotería?

¿Cuánto se gana en una administración de Lotería?
¿Cuánto puede generar una administración de lotería

Del resto de juegos que comercializa percibe una comisión del 5,5%, es decir por la Primitiva, el Bonoloto, Euromillones, el Gordo de la Primitiva, la Quíntuple plus y Lototurf (apuestas hípicas). De este modo, una administración de loterías puede ganar al año de media entre 60.000 y 200.000 euros.

¿Qué es más rentable un estanco o una administración de lotería

Los estancos y loterías son negocios rentables en la actualidad, los estancos tiene una rentabilidad del tabaco un 8,5% mientras que las administraciones de lotería tiene alrededor de un 5%. Son negocios estables y seguros, por lo tanto los bancos están empezando a valorar la financiación de una parte.

¿Qué beneficio da una administración de lotería

En la actualidad, invertir en una Administración de Lotería de alto nivel o alto rendimiento, le da una rentabilidad media al año, de entre un 10% y un 12%. VENTAJAS al invertir en una Administración de Lotería. No invertirá en publicidad. De la publicidad se encarga Loterías y Apuestas del Estado.

¿Qué hay que hacer para abrir una administración de lotería

Requisitos:

  1. Presentar el original de la cédula de identidad vigente y en buen estado.
  2. El interesado debe de ser vendedor autorizado por más de dos años.
  3. No encontrarse en proceso de investigación por venta de juego ilegales.
  4. Contar con el capital económico para afrontar el cambio de premios.
  5. Excelente trato al cliente.

¿Qué administración de lotería vende más

La Bruja de Oro (Lleida) Conocida por ser la administración que más vende en todo el país, cantó su primer “Gordo” de la Lotería del Niño en 1994.

¿Qué hay que hacer para montar una administración de lotería

Hay dos maneras para abrir un negocio de Administración de Lotería en España. Una es obtener mediante concurso público una concesión otorgada por el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado, la otra, comprarle la licencia a alguien que ya la tiene.